¿Aún no conoces el Testicuzzi? sin duda el mejor regalo para tus bolas

Hay momentos en la vida de una persona en los que tu cuerpo necesita un baño relajante en un buen jacuzzi después de un largo y extenuante día de trabajo. 

Y luego hay momentos en la vida de un hombre en los que sus pelotas necesitan una buena sesión de jacuzzi testicular después de, por ejemplo, ser golpeado por una pelota en su zona noble, recibir una patada accidental de un niño cabrón o hacer un montón de kilómetros en bicicleta con ese grupo de amigos deportistas frikis de tu clase de alcohólicos anónimos.

Y es en este punto donde entra en juego el nuevo Testicuzzi, un producto ideal para este tipo de situaciones. Y es que Testicuzzi es un jacuzzi pequeño (sin ofender) diseñado específicamente para que coloques en su interior tus señores cataplines y disfrutes de una agradable sesión de spa relajante. All right que sí!!

El Testicuzzi viene en dos versiones diferentes: una que funciona con batería y que crea burbujas debajo de tus partes nobles para conseguir el máximo gustirrining, y otra sin burbujas solo para poner tus bolas a remojo, aunque siempre puedes usar una pajita y soplar dentro del agua para crear tus propias burbujas manualmente. 

Dado que la segunda versión no tiene mucho sentido y que puede causar problemas de espalda al tener que agacharte a soplar, voy a centrarme únicamente en la versión que funciona con batería. Como si un jacuzzi de bolas no fuera lo suficientemente extraño, si encima tienes que ponerte a soplar con una pajita….

Jacuzzi de bolas Testicuzzi.

¿Cómo funciona el testicuzzi?

Pero vamos al grano. Para usar el Testicuzzi, solo tienes que llenarlo con agua tibia, colocar tus dos mochilas dentro y encenderlo. A partir de aquí él solo comenzará a crear burbujas bajo tus campanas, generando gran placer y aliviando cualquier dolor que te esté tocando los cojones.

Lo mejor es que el testicuzzi viene preparado con una almohada muy suave y agradable para que puedas aparcar cómodamente ahí tu miembro viril mientras tus condensadores de fluzo están vibrando con todo el burbujeo.

Jacuzzi de bolas Testicuzzi.

Variedades de Testicuzzi

Lo mejor es que la bañera de hidromasaje de bolas nos ofrece diferentes colores y acabados diferentes a elegir, incluida una edición en negro azabache que viene con una almohada para el pene en roja, una edición blanca con una almohada de miembro en negra, o la edición limitada en dorado de Testicuzzi que viene nada menos que con una placa de oro de 14k ultra rara para cuando realmente quieres deleitar a tus bolas con puro lujo. Además el color oro que ofrece esta edición es simplemente finísimo…

Jacuzzi de bolas Testicuzzi.

Si quieres disfrutar de tu propio Testicuzzi o regalárselo a alguien especial, tendrás que acudir directamente al sitio web del fabricante para poder adquirirlo por un precio de $ 69.69. Sé que no es demasiado barato pero has de pensar ¿Acaso tus bolas no merecen lo mejor? Demonios claro que si motherfucker. Luego querrás que tu [email protected] no te salga unineuronal. Pues invierte en tu aparato carajo! Ya me lo agradecerás. 

Y hasta aquí el susticonsejo de hoy. No sé tú pero yo tengo que decir que me parece un invento simplemente cojonudo. Si lo pruebas porfa déjame tu experiencia en comentarios. Nos vemos en el siguiente sustipost si no se hunde el planeta antes, o nos invaden los alienígenas o incluso a mí se me olvida que tengo un blog. 

¡Si no tienes nada que perder sígueme en instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *