Cuenta de Instagram dedicada a hombres miserables atrapados en el infierno de las compras

Hoy os traigo una cuenta que me gusta mucho y con la que suelo reírme bastante. Y es que no por qué me resulta tan gracioso ver a hombres sufrir mientras van de compras.

Supongo que porque es algo que a mí no me gusta nada y ya sabéis lo que dicen, mal de muchos… Risas mil.

La cuenta se llama miserable men y en ella podréis encontrar a un sin fin de hombres miserables perdidos en el infierno de las compras sufriendo de mil maneras distintas mientras suplican que todo termine cuanto antes.

No se a que genio se le ocurrió la idea ni tampoco importa mucho la verdad. En esta cuenta podemos ver hombres de todas edades y condición, unos dormidos, otros mirando al infinito preguntándose que han hecho mal, otros con el móvil…pero todos con un denominador común: Está atrapados sin salida en el infierno de las compras.

Bueno sin más dilación vamos a empezar a disfrutar con algunas de las mejores fotos de hombres sufriendo sin consuelo en tiendas y centros comerciales:

Por suerte muchos de estos centros de tortura ofrecen zonas de aparcamiento especiales para poder dejar temporalmente a estos especímenes y que no molesten ni estorben al resto de clientes.

Y es que no hay nada peor que un hombre sin ánimo de comprar merodeando con la mirada perdida por la zona de ofertas.

Por supuesto hay que tener en cuenta que la ciencia avanza muy deprisa y no es descartable que algún día existan barras de bar o departamentos de atención al «no comprador» en todos los centros comerciales que disminuyan el sufrimiento de estos seres tan inadaptados.

De momento a nadie le importa demasiado su existencia y seguirán pasándolas canutas cada vez que tengan que acudir a uno de estos espacios de venta.

Y poco más que añadir, si quieres  seguir disfrutando viéndolos sufrir puedes hacerlo en la cuenta de Instagram @miserable_men

Hasta aquí esta tontuna de post (vamos, como todos los que verás en este blog). Podría hacerlo más largo pero a mí me supondría más curro y no creo que llegamos a ninguna nueva conclusión reveladora más.

Espero que te haya aportado algo, o por lo menos, no te haya hundido el día. 

Nos vemos en el próximo si es que mi neurona sigue funcionando. 

¡Si no tienes nada que perder sígueme en instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *