Dispensador de pañuelos para glúteos Corgi.

Su uso es extremadamente sencillo, simplemente cárgalo de pañuelos, saca el primer pañuelo por la ranura para que comenzar ¡Y listo! Siempre que necesites sonarte la nariz o un pañuelo de papel por cualquier motivo diverso, lleva tu mano hacia este elegante trasero de corgi y tira de un Kleenex.

Dispensador de pañuelos para glúteos Corgi.

Dispensador de pañuelos para glúteos Corgi.

Dispensador de pañuelos para glúteos Corgi.

Te garantizo que tus invitados y tu familia no darán crédito ante semejante utensilio, y recordarán el dispensador de pañuelos de papel corgi durante muchos años. De hecho, lo más probable es que te persigan para preguntarte «¿Qué diablos te pasa? ¿Se te ha ido la olla? ¿Dónde puedo comprarlo?»

Dispensador de pañuelos para glúteos Corgi.

Puedes obtener esta extraño objeto pulsando el botón que tienes justo debajo (si es que, claro está, tienes ganas de gastarte el dinero que tanto te ha costado ganar en cosas absurdas)