Influencer Acusada De Estafa Por Cobrar $500 Por Un «Falso Curso Para Crecer En Instagram»

En Instagram el que no corre vuela. Hoy os traigo el caso de Aggie Lal, una Instagramer que está bajo la lupa después de ganar casi $200,000 por un curso «exclusivo» para convertirse en Influencer de viajes, que al parecer, no estuvo a la altura. Pero ¿Quién es Aggie Lal? 

Aggie Lal es una instagramer de viajes con casi un millón de seguidores que decidió aprovechar su fama en Instagram para cobrar $ 500 por enseñar sus trucos y consejos en una «Masterclass» sobre blogging y redes sociales.

Aggie Lal, también conocida como la influencer @travel_inhershoes, tiene 1 millón de seguidores en su Instagram principal y otros cuantos miles repartidos en otras cuentas. El epicentro de su perfil se basa en mostrar fotos de ensueño de sí misma en diversos lugares exóticos. Se describe a sí misma como un «espíritu libre de Los Ángeles».

 

Recientemente, a los seguidores de Lal se les ofreció la oportunidad de aprender de la propia reina de las redes sociales. Para ello nuestra protagonista creó un curso de 12 semanas , llamado «Cómo hacer crecer tu Instagram», en el que prometía compartir y enseñar a sus alumnos cómo pasar de ser un viajero arruinado a un blogger de viajes que gana seis cifras.

Esta señorita comentó que el curso se inspiró en la demanda popular de sus seguidores, prometiendo no solo compartir «técnicas de crecimiento en redes sociales, sino también fotografías, clases de video, aspectos comerciales y entrevistas con sus creadores favoritos con el fin de aportar una nueva perspectiva».

Lal dijo que quería que sus alumnos no solo aprendieran a administrar una cuenta de Instagram, sino también una pequeña empresa. Según sus palabras: «Este curso es una oportunidad única para aprender de primera mano de una blogger de viajes real que conoce los entresijos de la industria, pero también alguien apasionado por el crecimiento personal y que tiene un título en negocios», decía en su sitio web https://www.aggietribe.com/p/how-to-grow-your-instagram (que por cierto ya no existe). Vamos un chollo. 

El precio del curso era de unos $500. Lal dijo que sabía que era un precio alto pero que «Quería que el precio fuera un poco ‘doloroso’ para la gente que quisiera hacerlo para que lo vieran como una inversión y desalentara a aquellas personas que no estuvieran dispuestas a tomárselo en serio», dijo, y agregó que prefería tener menos alumnos para poder estar más accesible para ellos. Lo podéis ver en la siguiente captura de pantalla de su Instagram:

 
 Según BuzzFeed News, esta señorita consiguió nada menos que 380 personas para su curso (que no son pocos), a $ 497 por persona, ganando la nada despreciable cifra de $ 188,860La clase estaba programada para realizarse del 17 de septiembre a mediados de diciembre, con nuevos materiales publicados cada semana.
 

El problema llegó cuando muchos de sus estudiantes empezaron a quejarse por la baja calidad del curso, sintiendo que estaba muy por debajo de sus expectativas, llegando incluso a considerarlo como una «estafa». Una de estas participantes  bajo el seudónimo de «Wannabe Influencer», decidió escribir un post en Medium llamado «Fui estafada por una celebridad influyente«, en el que detallaba cómo, en su opinión, Lal la había engañado a ella y a otros para pagar un curso que al final no impartió. 

Esto es lo que reconocía en su artículo al respecto: «Aggie convenció a más de 500 aspirantes a influencers para que hicieran su curso y luego desapareció por falta de wifi. Pagué $500 por un curso de 12 semanas impartido por una de mis estrellas de Instagram favoritas: Aggie Lal de @Travel_inhershoes . ¿Por qué? Bueno, tenía mucha curiosidad. He estado siguiendo a Aggie desde principios de 2016. La vi alcanzar los 200k, 400k, 500k… seguidores. Demonios, incluso la vi llegar a 890k y luego extrañamente caer a 840k en diez minutos! 

La vi viajar por el mundo a través de sus historias. Sabía que también había un hombre detrás de la cámara y sabía que de ninguna manera crearía el contenido que ella consiguió crear porque no tengo el dinero para viajar tanto, no tengo el equipo que ella tiene y no tengo un marido profesional de Instagram.

Pero incluso así quería hacerlo. Llevo en Instagram un tiempo. Conozco los trucos, conozco los profundos y oscuros secretos de la app, he estado en pods, he practicado el juego Seguir/Dejar de seguir, y sé todo acerca de los métodos de crecimiento que usan la mayoría de estas más de 500k seguidoras. 

También sé que esta estrella de Instagram en particular hizo muchas de esas mismas técnicas, hizo Sorteos, estuvo en los mismos pods de muchos de mis amigos, sabía que estaba haciendo las mismas cosas que el resto. ¿Pero iba a ser honesta al respecto? ¿Me iba a decir qué sorteos hacer? ¿Qué filtros usar? O ¿Por qué perdió 50 mil seguidores en un día? ¿A qué hoteles contactar? ¿Qué tan honesta era esta chica? Entonces sí. Invertí $500 en satisfacer mi curiosidad.»

En respuesta a las quejas de Wannabe Influencer, Lal le dijo a BuzzFeed News que está ofreciendo un reembolso completo a cualquiera que se sintiera decepcionado con toda la situación«Mi intención siempre ha sido inspirar a esta comunidad que amo mucho y de la que nunca quise aprovecharme», dijo. 

Una de las cosas que según Wannabe Influencer parecía oler bastante mal llegó cuando Aggie lanzó un «desafío» a sus estudiantes diciéndoles que usaran un enlace de afiliado para que más personas se inscribieran en el mismo curso que acababan de comenzar. También quería que vendieran sus ajustes preestablecidos o filtros de Instagram personalizados.

«¿Cómo vamos a pedirles a nuestros propios seguidores que compren un curso de Instagram de $ 500 que apenas habíamos comenzado?» escribió Lal. 

Otra estudiante, Juliet Hatley (@youngblondemom en Instagram), dijo que este «desafío» también la dejó muy «infeliz». Dijo que se inscribió en el curso porque trabajaba como administradora de redes sociales y quería usarlo para hacer crecer su negocio.

Ella dijo que la insistencia de Aggie en tratar de vender el curso fue, cuanto menos, confusa. «¿Por qué venderíamos esto? ¿Para qué ella pudiera ganar más dinero y nosotros obtuviéramos una comisión del 10% con un enlace de afiliado? Además, eso va en contra de todo lo que la mayoría de nuestras marcas defendían y nos habría hecho parecer falsos ante nuestros seguidores». Pero no fue la única. Otras estudiantes también manifestaron que todo esto tenía muy mala pinta. 
 

Instagram: @travel_inhershoes

¿Falta de wifi, problemas de salud o estafa?

Los estudiantes recibieron seis semanas de videos de capacitación, pero después de eso, las lecciones dejaron de llegar debido a «problemas de salud y de WiFi». Según Wannabe Influencer era bastante raro culpar a la falta de Internet para no mandarlos, pero luego ver a la influencer subir su contenido habitual en Youtube e Instagram (se ve que para eso no hace falta internet). 

Otros participantes simplemente pidieron un reembolso alegando que el curso no cumplió con sus expectativas. Wannabe Influencer compartió una petición en la que firmaron más de 35 participantes alegando que para nada estaban en un grupo pequeño como se los había prometido, falta de comunicación con Lal y un contenido decepcionante.

«[Los] videos tenían apenas cinco minutos de duración, ella nunca se involucró con los estudiantes e hizo muchos comentarios que desanimaron a la gente, como ‘cuando poses para las fotos, trata de no parecer embarazada’ o ‘las personas que trabajan en Starbucks no están a la altura de su potencial», dijo Hatley. Osease, contenido que al final no era más que información básica que puedes encontrar en cualquier búsqueda simple en Google. No vale $ 500″.

Perro galleta

«Mentiras» Con La Política De Reembolso

Otra estudiante dijo que después de que Aggie le negara el reembolso el curso, entró en la plataforma del curso, Teachable y vio que tenía una política de reembolso de 30 días.

«La gente se cabreaba con la calidad del curso y seguía exigiendo su dinero hasta el punto de que la plataforma de enseñanza acabó haciendo los reembolsos», dijo la estudiante.

De hecho un portavoz de Teachable reconoció que la política de reembolsos era de 30 días posteriores a la compra, si la escuela usa el software de pago de la plataforma y no una semana como les ofrecía Aggie. Esto es lo que dijo el portavoz: “El propietario de esta escuela no estaba cumpliendo con nuestra política de reembolso y, como resultado, reembolsamos a cualquier estudiante que se comunicó con nosotros dentro del período de 30 días el importe del curso”.

Esta estudiante dijo que Lal le devolvió el dinero, menos $ 20 por una «tarifa de transacción», después de discutir con ella y comunicarse con Teachable. Posteriormente fue «inmediatamente eliminada y bloqueada» de los grupos de clase y de la cuenta de Instagram @MasterTribe. Aquí os dejo algunos fragmentos de Julieta Hatley, una de las estudiantes con mastertribe.

 

Otra estudiante, que se hace llamar Ivangellys y que publica como @latinaexplorer en Instagram, dijo que tuvo que amenazar a Teachable con una demanda colectiva para tratar de obtener un reembolso, a lo que la respondieron que reembolsarían el dinero a todos»

Desde que se hizo la publicación de Wannabe Influencer, Aggie ha abordado la controversia en sus historias de Instagram. También ha compartido historias de apoyo de quienes critican las críticas como «odio».

 

 

En Este Mensaje La Influencer Afirmaba: «Me rompe el corazón haberos decepcionado de esta manera, ¡ciertamente nunca fue mi intención! Estaba desconsolada porque este curso nos tomó, a mí y a mi equipo, varios meses para crear casi 9 horas de clases en video. Yo quiero disculparme sinceramente desde el fondo de mi corazón con cualquiera que sienta que lo que compartí no fue suficiente».

Algunos estudiantes se han reunido a su alrededor para apoyarla. Una, llamada Taimi, pensaba que las críticas a Lal eran injustas. Incluso Wannabe Influencer dijo que encontró útiles algunos aspectos del programa, como una sesión de preguntas y respuestas con su novio fotógrafo.  Sin embargo afirmaba que escribió el artículo porque le sorprendió que Aggie estuviera aceptando dinero de nuevos estudiantes, sin haber respondido a los que se inscribieron en septiembre. 

Antes De Contratar, Sus Números Has De Analizar.

Antes de hacer ningún curso para crecer en Instagram es fundamental que analices detenidamente a la persona que ofrece este tipo de cursos antes de apuntarte. Puede que admires mucho a esta persona o que te encante lo que hace, pero si buscas algo más que inspiración, es importante analizar cómo ha crecido realmente esta persona, para ver si realmente hay algo que pueda ofrecerte en su curso. 

Si contratas a alguien para que te enseñe a crecer en Instagram y resulta que ha comprado seguidores, pero luego a ti te dice que debes usar los hastags adecuados o mejorar la bio de tu perfil pues habrás tirado el dinero. En este caso, analizando los números de esta influencer se ve claramente que no pintan muy bien:

Antes de Enero de 2019 observamos como gana miles de seguidores, para ser más exactos, más de 100.000 entre el 24 Julio de 2018 y el 17 de Septiembre de ese mismo año, para perder 41.000 la siguiente semana y volver a ganar otros 32.000 en diciembre. Posteriormente apenas hay variación de seguidores en casi dos años, hasta el verano del 2021, momento en el que  empieza a ganar miles de seguidores todas las semanas. Aquí te muestro algunos de sus números en la actualidad: 

Vemos que pierde bastantes seguidores durante varios días consecutivos para pasar a ganar bastantes durante otra serie de días consecutivos, lo cual es bastante sospechoso. Normalmente las cuentas sanas y cuyo crecimiento se basa en el trabajo diario, suelen presentar un crecimiento más progresivo y equilibrado. 

Este es el balance de su cuenta en el último mes, en el que perdió casi 4.000 seguidores. 

 

Conclusiones

Antes de comprar para crecer en Instagram, o en cualquier sitio, averigua como creció realmente la persona que te lo vende.  Yo viendo los números de esta chica, no la compraría un curso para crecer en Instagram ni loco (y menos por 500€ más un sistema de afiliados que huele a piramidal que tira patrás). 

Nunca se puede estar seguro de si alguien ha comprado o no seguidores en Instagram sin tener más datos, pero en este caso a mí huele a que sí. Y yo ante la duda, no pago. De hecho hay que tener cuidado porque muchas de las influencers que hay por ahí con cientos de miles de seguidores basan su crecimiento en la compra de seguidores, osea que ojito. Si quieres analizar la cuenta de algún influencer te explico como hacerlo pulsando aquí.

Además debes tener en cuenta que para crecer en Instagram, sobre todo si quieres hacerlo en el ámbito de los viajes o el lifestyle, es necesario contar con un buen presupuesto para viajar, comer, alojarte, tener un buen equipo fotográfico,… Si no dispones del presupuesto para esto, ningún curso te ayudará a crecer lo suficiente y lo que estarás haciendo es tirar el dinero.

Bueno y hasta aquí el post de hoy, espero haberte ayudado, inspirado, entretenido o algo. Si tienes alguna duda o cuestión déjamela en comentarios!

¡Si no tienes nada que perder sígueme en instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.