Joven unineuronal acaba en la UCI tras leerse 6 programas electorales en una sola tarde

Hoy mis queridos amantes de la unineuronalidad y la absurdez más absoluta, os traigo una noticia realmente escalofriante. Una de esas noticias que uno nunca quiere dar, pero que están ahí.

Es la historia de Agustín Cabeza Dura, un inconformista joven uni neuronal residente en Hojayo, que un día decidió, no solo leerse todos los programas electorales de todos los partidos políticos que se presentaban a las elecciones, sino a la vez comparar cuantos de ellos habían cumplido sus programas electorales en el pasado.

Su sorpresa fue mayúscula al darse cuenta de que ninguno había cumplido nunca con lo que prometía. El shock fue tal que su única neurona entro en parada cardio neuro respiratoria y cayó desmayado al suelo como si un rayo lo hubiera pulverizado.

Por suerte su compañero de piso, que estaba en casa en ese momento, pudo llamar a una ambulancia que rápidamente se lo llevo a un hospital donde poco a poco parece irse recuperando de los graves daños electorales causados, aunque nadie sabe a ciencia cierta cuáles pueden ser las secuelas futuras de tal acción, dado que ningún ser uni neuronal en la historia lo había hecho antes.

 

«Agustín Cabeza Dura superó todos los límites recomendados, no entiendo como sigue vivo»

El prestigioso uni neurólogo Jesús Están Camino, del hospital Virgen de la uni neurona, no puede comprender como Agustín ha sobrevivido a semejante sobredosis de promesas.

«Es algo increíble, nunca antes había visto un caso igual. Lo máximo que un ser uni neuronal medio puede soportar es un programa electoral el mes como máximo, distribuido en varios días y nunca haciendo comparativas con logros políticos cumplidos en el pasado. Agustín Cabeza Compostizo superó todos los límites recomendados, no entiendo como sigue vivo. No hay uni neurona que pueda soportar algo así, habrá que esperar para ver si consigue recuperarse y cuáles serán las secuelas a largo plazo si es que lo consigue. Solo espero que esto nos sirva para que muchos otros seres uni neuronales se den cuenta del peligro que entrañan los programas electorales y que los lean con precaución.»

Solo existe un caso documentado en la historia de algo similar, concretamente en el año 86, en el que otro ser uni neuronal, Luis Gordo de Día, consiguió leer 2 programas electorales seguidos en una tarde antes de desmayarse.

Tras varios meses en el hospital consiguió recuperarse y hoy trabaja en una asociación de ayuda a seres uni neuronales afectados por los programas políticos.

«Suelen llegar muchos seres uni neuronales con urticarias en las manos generadas simplemente al recoger los programas del buzón. La verdad es que muy pocos de estos seres conocen realmente los riesgos que suponen los programas electorales para ellos aunque poco a poco intentamos concienciarlos para evitar posibles dramas en el futuro. Yo a día de hoy no sé cómo pude leer dos en una tarde, supongo que uno cuando es joven comete locuras. Por suerte todo salió bien y hoy puedo contarlo y ayudar a otros para que no les pase lo mismo.»

Sus amigos aún están en shock

La mayoría de amigos de Agustín aún siguen en shock tras lo sucedido.

«Es cierto que Agustín siempre fue un inconformista pero no nos esperábamos que cometiese semejante locura. Nosotros tratamos de detenerle y siempre le decíamos que se conformase con repetir los eslóganes de los partidos como todos los seres unineuronales, que con eso era suficiente para votar, ganar un debate de bar o subir comentarios a twitter, pero estaba claro que para él esto nunca fue suficiente. Incluso se llegó a plantear leerse los presupuestos para ver en que se estaba gastando el dinero público!! Una locura… Estaba claro que tarde o temprano íbamos a tener un disgusto.»

Cuentan además los médicos que le atendieron, que de camino al hospital no paraba de gritar palabras y frases ininteligibles como «¡Nos privatizan!», «¡Están inflando las facturas!», «¡Prevaricación!» o «¡Malversación!».

Ahí es donde el equipo de emergencias se dio cuenta de la gravedad de la situación.

Parece que de momento habrá que esperar para ver si Agustín Cabeza Dura consigue superar, el que sin duda es, el percance más duro de su existencia y comprobar cuáles son las secuelas de tan imprudente acto en caso de conseguirlo.

Yo como ser uni neuronal le deseo lo mejor y espero de corazón que consiga salir de ésta, además de mandar muchos ánimos a toda su familia y seres queridos.

Por favor, si en algún momento se te pasa por la cabeza hacer algo parecido a lo que hizo nuestro valiente amigo Agustín consulta antes con tu médico especialista y toma todas las precauciones necesarias. Muchas gracias y nos vemos en el siguiente post si es que me acuerdo de que tengo un blog!

¡Si no tienes nada que perder sígueme en instagram!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *